Mensaje del Arzobispo Mons. Ozoria por la Ordenación Diaconal y Presbiteral

La Arquidiócesis de Santo Domingo celebró este sábado 10 de febrero la Ordenación de tres  Diáconos y de un Presbítero  en una Solemne Eucaristía en la Catedral Primada de América.

La misma estuvo presidida por S.E.R. Mons. Francisco Ozoria Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo y concelebrada por S.E.R. Ramón Benito Ángeles Fernández y S.E.R. Mons. Jesús Castro, Obispos Auxiliares de la Arquidiócesis de Santo Domingo.

Rvdo. P. Miguel Ángel Ramírez Sánchez, es el nuevo presbítero, Antonio Pozo Piña, Juan Luis García Rojas y Juan Francisco Hilario Abad los ordenados Diáconos Transitorios.

En la misma concelebraron más de 50 sacerdotes y asistieron cientos de fieles, entre ellos familiares y amigos, quienes llenos de alegría fueron testigos de este gran paso.

El perfil del sacerdote hay que situarlo dentro de un contexto de la Espiritualidad Sacerdotal, de la triple misión de Jesucristo sacerdote, maestro y pastor. La existencia del sacerdote es sustraída al orden de lo privado, para pasar a ser un ministro-servidor de un mensaje, que se recibe de la Iglesia y se dirige al hombre (al ser humano- al mundo) para iluminarlo, como Iglesia y desde la Iglesia.” Expresó el Arzobispo.

Continuó diciendo que los sacerdotes son presencia, la imagen y la voz de Cristo y que Todo el tiempo y todo el quehacer en la vida del sacerdote, tiene que girar en torno a dos ejes: la Palabra y la Eucaristía.

Terminó citando una frase de San Juan Pablo II en su Exhortación Apostólica “Pastores Dabo Vobis”, donde dice que todos son responsables de la promoción vocacional.

Es muy urgente, sobre todo hoy, que se difunda y arraigue la convicción de que todos los miembros de la Iglesia, sin excluir ninguno, tienen la responsabilidad de cuidar las vocaciones. El Concilio Vaticano II ha sido muy explícito al afirmar que «el deber de fomentar las vocaciones afecta a toda la comunidad cristiana, la cual ha de procurarlo, ante todo, con una vida plenamente cristiana». Solamente sobre la base de esta convicción, la pastoral vocacional podrá manifestar su rostro verdaderamente eclesial, desarrollar una acción coordinada, sirviéndose también de organismos específicos y de instrumentos adecuados de comunión y de corresponsabilidad.

Mons. Ozoria dijo sentirse lleno de alegría por estas ordenaciones y anunció la Ordenación de siete posibles nuevos presbíteros.

HOMILIA EN LA ORDENACION DE TRES DIACONO Y UN PRESBITERO

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.